Reporte Kawaiisu

Julie Turner da la bienvenida a Luther Girado

PUEBLO INDÍGENA BUSCA SALVAR SU LENGUA Y SU CULTURA – Los indígenas Kawaiisu han habitado en las áreas rurales de Tehachapi y Paite en las montañas del sureste de California por miles de años. Ignorados por los tratados del siglo 19 que no los reconocen como tribu indígena, la comunidad ha disminuido a poco más de 200 descendientes. Desde hace cuatro años iniciaron el proyecto de un centro cultural que busca  rescatar su lengua y su cultura, además de apoyar a otras comunidades indígenas para que también conserven sus tradiciones. Nuestro corresponsal Ruben Tapia visitó un reciente festival organizado por el grupo, y entrega este reportaje. Este reportaje es parte de la serie Raíces: historias sobre los artistas del pueblo.

 

NATIVE AMERICANS SEEK TO SAVE LANGUAGE AND CULTURE – The Native American Kawaiisu people have lived in the rural areas of Tehachapi and Paite in the southeastern mountains of California for thousands of years. Left out of the treaties of the 19th century that don’t recognize them as a tribe, the community has dwindled to about 200 descendants. Four years ago, the group started a cultural center that seeks to rescue their language and culture, while at the same time supporting other indigenous communities to conserve their traditions. Our correspondent Rubén Tapia visited a recent festival organized by the group and has this story. This feature is part of the Raíces series: stories about grassroots artists.

 

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

 

 

Guion

Una ceremonia indígena se lleva a cabo en el estacionamiento de un restaurante en el pueblo de Tehachapi  “Le pedimos al gran espíritu que proteja a los que nos acompañan hoy este

Anciano Luther dando una bendicion

día y también los lleve con bien cuando regresen a sus casas”

Después de la bendición, Luther Girado tomo entre sus manos una rama encendida y con el aromático humo cubrió a los presentes.

Así dio inicio un evento  para celebrar sus tradiciones pero también con el fin de recaudar dinero  para la construcción del primer centro cultural dedicado a la tribu Kawaiisu.

Miembros de otras tribus del región como los Tachi, West Mono, Ipay Kumeyaay y otras, colocaron varias tiendas para vender sus artesanías, plantas medicinales y explicaban como elaboran sus canastas.

Luther Girado - Bailando al inicio del evento de recaudacion.

Luther Girado es uno de los cuatro ancianos sobrevivientes la tribu Kawaiisu que aun puede hablar su lengua y conoce parte de sus tradiciones, que se han venido perdiendo. La tribu Kawaiisu lleva  mas de 3 mil años viviendo en estas tierras del desierto de Mohave. ”No enseñan sobre nosotros en las escuelas”, se lamenta Julie Turner,  hija de Luther “No somos una tribu reconocida por el gobierno federal porque no fuimos  parte de los tratados firmados a finales del siglo XIX, después  obligaron a mis ancestros a vivir en una reservación en Bakersfield  pero no les gusto porque les prometieron que les enseñarían a sembrar  pero  en realidad los sometían a hambrunas  por eso abandonaron la  reservación y se regresaron a su territorio”

 

Actualmente de la tribu Kawaiisu solo quedan poco mas de 200  descendientes, algunos se han casado con miembros de otras tribus o  con parejas no indígenas pero aun así buscan conservar sus raíces. Es por eso que desde hace 4 años  Julie Turner  formo una organización no lucrativa e instalo un sitio en el Internet y es el motor del proyecto que busca construir el “Kawaiisu Language and Cultural Center”

“Seria el primer centro donde la gente conozca sobre nosotros y que la gente de nuestra tribu aprenda sobre nuestra identidad, como hablar  nuestra lengua, como construir canastas, y nuestras comida  tradicionales así como nuestras plantas medicinales” destaco.

Aun sin que el centro sea una realidad Julie motiva que  las personas mayores de su tribu  le den mentoría a jóvenes y les inculquen sus valores culturales, ademas desarrollo varios  proyectos, para dejar grabados digitalmente sus tradiciones, en uno de ellos, el anciano Luther describe como fue creado el mundo de acuerdo a las creencias de la tribu Kawaiisu.

“Al inicio de los tiempos, el mundo era solo agua,  no había tierra firme. Entonces los animales se preguntaron  ¿Que vamos a hacer? Se reunieron  con el coyote, que era algo así como el jefe. Decidieron que para conseguir un lugar para vivir tenían que sacar lodo y semillas de encino de lo mas profundo del océano y colocarlas  en una gran canasta. Y así lo intentaron El gato montes nado hasta lo mas hondo de océano pero con sus garras casi no pudo extraer nada, lo mismo le sucedió al pájaro con su pequeño pico y a otros animales. El coyote lo intento también sin obtener resultados, incluso algunos por poco se ahogan en el intento. Se volvieron a preguntar; ahora que vamos a hacer?  Entonces le toco el turno al pato quien nado hasta el fondo del océano y con su ancho pico y su destreza en el agua logro extraer lodo y semillas de encino suficientes para llenar la canasta. Ahora si el coyote hizo lo que tenia que hacer y con la ayuda de los demás animales crearon la tierra de donde surgieron las montañas. De las semillas de encino nacieron todos los arboles y las plantas que hoy conocemos”

Angelina & Delia Moreno - al fondo al lado de su abuelita

 

Esta historia de la creación según la tradición Kawaiisu descrita por el anciano Luther Girado y otras historias, están contenidas en un CD producido por el proyecto de Julie.  Ademas ofrecieron talleres para que jóvenes de otras tribus con la ayuda de la tecnología digital aprendan sobre su  lengua y su cultura.

Angelina y Delia Moreno de 11 y 15 anos de edad respectivamente, participaron en los talleres. Ambas  son descendientes de la tribu Tachi que tiene sus raíces en Visalia.

Durante varias semanas  grabaron las voces de su abuelita hablando su lengua, también las dos hermanas se grabaron entre si, después las subieron a un iPod. La experiencia las dejo fascinadas.

El proyecto de Julie Turner, quien recién acaba de convertirse en  abuela tiene muchos retos, al no ser reconocidos como grupos indígena no pueden conseguir ayuda directa del gobierno, es por eso que el proyecto del centro cultural solo lograría ser una realidad con la ayuda  de instituciones privadas  y eventos de recaudación de fondos, como el realizado en Tehachipi, algo que no la desanima, “Me gustaría ver el centro cultural  una realidad , me gustaría ver que la comunidad participara particularmente los jóvenes” concluyo.

Desde Tehachapi, California; Rubén Tapia.

Kawaiisu Language & Cultural Center: http://www.kawaiisu.org/

 

About Chuya